Policiales

Sitio Andino

Le dieron la prisión domiciliaria a Verdenelli, acusado de matar a Alan

El fiscal Torres aceptó el pedido de la defensa del empresario. Le fijaron una fianza de un millón y medio de pesos.
Miércoles, 13 de Septiembre de 2017, 20:10

El empresario Alejandro Verdenelli, acusado de atropellar y matar a Alan Villouta, seguirá el proceso de detención en su casa, tal como confirmaron fuentes judiciales.

Este miércoles el fiscal Carlos Torres aceptó otorgarle el régimen de prisión domiciliaria, tras fijar una fianza personal de un millón y medio de pesos. Esto significa que su abogado, Eduardo De Oro, responderá ante la justicia en el caso de violar el régimen. 

Para seguir con este beneficio, Verdenelli deberá cumplir una serie de requisitos, entre ellos no salir de su vivienda, ni mucho menos del país. Para esto la justicia le secuestró su pasaporte. 

Alan Villouta, la víctima fatal. 

Torres recibió este miércoles una serie de pericias psicológicas realizadas al imputado, las cuales indican que este "está en condiciones de cumplir el régimen" antes mencionado.

"La medida se adoptará hasta que el juzgado se expida por la audiencia que tendremos", explicó el fiscal Torres.

Esto significa que Verdenelli seguirá detenido hasta en su casa por ahora, hasta que el juzgado de garantías no dicte lo contrario.

Este viernes, se realizará la audiencia en la que el juez David Mangiafico decida la prisión preventiva del imputado, lo que significaría que el imputado continúe detenido hasta que se realice el juicio.

Salvo que el magistrado decida lo contrario, Verdenelli seguirá el proceso detenido en su casa, detallaron fuentes judiciales.

El empresario está imputado de un "homicidio simple con dolo eventual" luego de que en la madrugada del 26 de agosto embistiera a Alan Villouta en el Acceso Sur, a la altura de La Barraca. 

El sospechoso escapó de la escena y se entregó dos días después. Las pruebas que recolectó el fiscal indican que Verdenelli manejaba a alta velocidad y en estado de ebriedad al momento del hecho.

Por lo tanto, ordenó su captura y lo imputó por dicha calificación, que prevé una pena de 8 a 25 años de cárcel.


Fuente: http://www.sitioandino.com.ar/