Provinciales

Los Andes

Santa Rosa: se robaron hasta los remedios de una niña

Una familia rural dejó su casa por una hora. En ese tiempo entraron ladrones y se llevaron de todo un poco. Vecinos iniciaron una campaña y colaboraron con ropa, mercadería y un televisor.
Miércoles, 13 de Septiembre de 2017, 09:23

Una humilde familia de obreros rurales que vive en las afueras de Santa Rosa fue víctima de un robo en su casa y entre las cosas que perdieron a mano de ladrones, hay costosos medicamentos que sirven para el tratamiento de la artritis de una nena de 10 años, hija menor del matrimonio.

“Dejamos la casa solo por un rato y en ese tiempo entraron ladrones y se llevaron todo lo que pudieron, hasta los remedios de mi hermana, que tiene artritis desde los tres años y que para no sufrir dolores debe inyectarse dos veces a la semana”, contó Macarena Villarruel, que tiene 19 años y vive con sus padres y hermanos, en una casa de calle Unión, a unos 400 metros de la ruta 50, en el ingreso al pueblo de Santa Rosa.

La familia Villarruel atiende una finca en esa zona, detrás de las vías y el sábado pasado, el matrimonio y sus tres hijos salieron a visitar parientes. Fue un viaje corto en la siesta, de no más de una hora, pero ese tiempo les alcanzó a los delincuentes para entrar a la casa.

 

“Es la segunda vez que tenemos ladrones. En la primera nos rompieron el marco de la puerta y desde entonces, cerrábamos la casa con alambres y un candado, porque no hay plata para una puerta nueva”, comentó la chica, que este martes se quedó al cuidado de la vivienda, mientras sus padres hacían trámites para intentar obtener una nueva dosis de los remedios perdidos.

“Son caros, cuestan más de $15.000 y mi hermana los obtiene gracias a la mutual y al hospital Notti; por eso mis papás han ido a ver si se los pueden reponer, porque comprarlos es para nosotros imposible”, agregó la chica en el patio que rodea la casa y junto a los inicios de una plantación de olivos.

La nena con artritis se llama Alma y es la más chica de la casa: “Le gusta mucho jugar, es una nena muy inquieta. Ahora está en la escuela, pero en estos días no la ha pasado muy bien porque entre la falta de los remedios, la humedad y el frío, se ha sentido mal”, dice su hermana.

En la siesta del sábado y aprovechando la ausencia momentánea de la familia, los delincuentes llegaron en un vehículo, posiblemente una camioneta, según las huellas marcadas en el barro. En ese vehículo cargaron todo lo que encontraron, desde electrodomésticos hasta ropa y calzado: “En algún momento fueron a la heladera y se llevaron todo, hasta los remedios de Alma. No sé con qué idea porque seguramente no les sirven para nada”, contó Macarena y dijo que entre los medicamentos perdidos había Metrotexato y Embrel, usados en tratamientos contra la artritis.

La casa de los Villarruel está en una calle de tierra, llena de fincas y la distancia entre esas viviendas permitió a los delincuentes actuar sin miedo a ser vistos. “Es el problema de vivir en el campo, nadie ve nada”, se resigna la joven. 

Mientras el matrimonio busca reponer los remedios perdidos durante el robo, un grupo de vecinos solidarios comenzó una campaña para ayudar a que la familia Villarruel logre reponerse del mal momento. “Hemos juntado ropa, mercadería, algo de dinero y hasta un televisor”, contó Sergio, que vive en la zona. Por otro lado, ni de los delincuentes, ni de las cosas robadas hay noticias hasta el momento.

 

Fuente: http://www.losandes.com.ar/