Policiales

Los Andes

Crimen de Vistalba: los policías relataron cómo lograron detener a la banda

Fue durante la segunda audiencia del juicio que se sigue contra cuatro sujetos a los que se acusa por la muerte de Cristian Antonio Verdugo
Miércoles, 06 de Septiembre de 2017, 03:01

Policías que declararon ayer en el juicio por la muerte de Cristian Antonio Verdugo Sepúlveda (36) -un hombre que fue asesinado cuando estaba por comer un asado en el patio de una casa de Vistalba- contaron cómo lograron detener a dos de los cuatro imputados.

Ayer, en la Tercera Cámara del Crimen donde se juzga a los hermanos Ángel (24) y Gustavo Rojas (19), y a Roberto Rolando Pereyra (28) y Ariel Argota (28), se presentaron a declarar algunos de los policías que lograron desbaratar a la banda que habría matado a Verdugo y habría realizado robos domiciliarios en la misma zona.

La clave de la investigación se basó en un smartphone de alta gama que los presuntos delincuentes robaron en la casa ubicada en el lote 40 del loteo Los Olmos. 

Allí los ladrones se robaron una una notebook HP, una notebook Acer, dos smartphones de alta gama y un anillo de oro con zafiros, 700 pesos, un cuchillo de carnicero, 5 pares de zapatillas y un crucifijo.

Pues bien, uno de los teléfonos tenía un sistema de seguimiento satelital que fue utilizado por los policías. Desde una computadora, el dueño del teléfono fue brindando información a los uniformados, minutos después del robo. 

De esta forma los policías llegaron hasta el barrio 25 de Mayo de Rodeo del Medio, Maipú, donde residían los imputados. 

Otra prueba que complicó a los detenidos fue un guante encontrado cerca de la escena del crimen que era idéntico a otro encontrado dentro del Ford Fiesta en el que se desplazaban. Allí también encontraron precintos plásticos idénticos a los que se usaron en el robo.

El caso

Cristian Verdugo fue asesinado en la noche del 16 de enero de 2016 en una vivienda del loteo Los Olmos, ubicado en Almirante Brown al 2.900 de Vistalba.

Cerca de las 22, llegó al lugar un Ford Fiesta conducido por Ariel Argota. Los hermanos Rojas y Pereyra se bajaron e ingresaron luego en el lote 40, donde estaba el dueño de casa con su hija y su nieta de 5 años.

Luego de amenazarlos con armas de fuego, los ataron con precintos plásticos y los encerraron en una habitación, buscaron por todas las dependencias y seleccionaron algunos objetos de valor. 

Pero los delincuentes consideraron que el trabajo no estaba terminado y decidieron pasar a la casa colindante.

Tras romper la tela perimetral con un tenaza, ingresaron al lote 41, donde encontraron a dos hombres que estaban junto a la churrasquera, preparando un asado.

Los hermanos Rojas llevaron a Verdugo al interior de la casa. Allí, el hombre tomó una cuchilla para defenderse pero, en ese momento, Rubén Rojas habría disparado en la cara a Verdugo, quien murió instantáneamente. 

El disparo fue escuchado por el dueño de casa que también estaba por entrar, llevado por Pereyra.

El debate continuará hoy, cuando declaren los últimos testigos.


Fuente: http://www.losandes.com.ar/