Provinciales

Los Andes

Acceso Sur: 14 cruces y sólo uno peatonal en 25 km

Un hecho trágico ocurrido el fin de semana reflotó los reclamos de obras de infraestructura para que los peatones puedan cruzar de manera segura esta vía. Evalúan 3 pasos peatonales más.
Miércoles, 30 de Agosto de 2017, 01:01

La trágica muerte de Alan Villouta, el joven de 20 años que fue atropellado durante la madrugada del sábado en el Acceso Sur, reanimó un reclamo siempre vigente y volvió a centrar la atención en uno de los carriles más peligrosos del Gran Mendoza.

El joven fue embestido por la camioneta guiada por Alejandro Verdenelli cuando intentaba cruzar el mencionado acceso en dirección este - oeste, minutos después de haber salido de trabajar en un local gastronómico del centro comercial La Barraca.

Sin embargo, el peligro en el Acceso Sur parece ser inminente, sea cual sea el día de la semana o la hora. Por un lado, por las altas velocidades a las que circulan los vehículos que lo transitan. Y, al mismo tiempo, por la gran cantidad de peatones o ciclistas que intentan cruzarlo a diario -en la misma dirección que lo hacía Alan o en el sentido contrario, y que se arriesgan a hacerlo por cualquier sector. 

Más allá de lo peligroso de intentar cruzar esta vía por los lugares no aptos, lo cierto es que en los 25 kilómetros que comprende el Acceso Sur entre su inicio a la altura del Acceso Este y la salida para empalmar con la ruta a Chile hay apenas una sola pasarela de uso exclusivo para peatones (a la altura del barrio La Gloria, de Godoy Cruz).

En tanto, hay 14 cruces en total en ese tramo, sumando aquellos que son para vehículos -ya sean en forma de puentes o túneles-, pero no todos están próximos entre sí ni cuentan con veredas para los caminantes.

“Sería de mucha utilidad contar con más lugares para que los peatones puedan cruzar el Acceso Sur, sobre todo a la altura de La Barraca ya que entre Sarmiento y el Acceso Este no hay ninguna pasarela (NdR: casi 7 kilómetros). En la zona del centro comercial debería construirse otra pasarela, teniendo en cuenta la gran cantidad de gente que visita y trabaja en el lugar, y los vecinos”, resumió el director de Seguridad Vial, Oscar Hómola, quien aclaró que se trata de jurisdicción nacional (por lo que la decisión debería correr por parte de la Dirección Nacional de Vialidad).

“Es un milagro que no pasen más cosas terribles en el lugar como la que pasó este fin de semana. La gente cruza por donde quiere, a veces desde la inconsciencia y a veces porque no tienen otro lugar para hacerlo, y todos los fines de semana se escuchan ruidos de frenadas y choques. Ahora están haciendo trabajos de ensanchamiento y agregando carriles, pero por lo visto no tienen intenciones de poner otro puente para los peatones”, resumió Gabriel (48), quien vive en las inmediaciones del mencionado centro comercial.

En tanto, desde la DNV destacaron que si bien en la obra que están ejecutando por estos días no se han previsto nuevas pasarelas; evalúan sumar a futuro 3 pasos peatonales más en este Acceso. Se trataría de un proyecto a largo plazo, aunque actualmente están trabajando en conjunto con la Municipalidad de Godoy Cruz para reemplazar las escaleras de acceso peatonal en el puente de calle Rawson por rampas. 

Sin lugar

Desde el empalme de las rutas 7 y 40 (salida a Chile) y moviéndonos hacia el norte con dirección al empalme de los dos accesos (sur y este) se contabilizan los mencionados 14 cruces. Algunos pasan por debajo del acceso -como son las calles Olavarría, Anchorena, Manuel A. Sáez, Sarmiento, Rodríguez Peña y Alsina (esta se ubica a la altura del punto exacto del siniestro más reciente)-, y todas cuentan con sus respectivas veredas para peatones. 

No obstante, la inseguridad también aporta su cuota al momento de tomar una decisión, ya que (sobre todo por la noche) también son muy comunes los asaltos a quienes pasan por debajo de esos puentes. De hecho, familiares de Alan destacaron durante los últimos días que el joven había cruzado anteriormente por debajo del puente y había sido asaltado.

 

Las calles más importantes y con un fluido e intenso tránsito que atraviesan perpendicularmente al Acceso Sur lo hacen en altura (Azcuénaga, Aráoz, Boedo, Paso, Rawson, Lamadrid y Adolfo Calle), y casi todas cuentan con un reducido espacio destinado a la vereda para quienes van caminando -a excepción de Paso, que no lo tiene-. También lo cruza en altura la única pasarela peatonal, ubicado en la zona de Godoy Cruz.

“Cruzo 2 ó 3 veces el Acceso Sur por día y sé que es peligroso no hacerlo por la pasarela. Pero cuando oscurece no hay forma de pasar por ahí, porque estás expuesto a que te asalten”, resumió con resignación Martina (52) haciendo alusión a otra problemática: los constantes asaltos a quienes deciden hacer las cosas como corresponde. 

“Entre los cruces de Lamadrid y Alsina hay mucha distancia como para caminar, y muchas veces la gente elige cruzar corriendo el Acceso”, destacó Hómola.

El presidente de la organización Compromiso Vial por Mendoza, Omar Pérez consideró que sería muy importante que se proyecte otra pasarela a la altura de La Barraca. “Esa zona tiene muchos peatones, porque está el centro comercial, dos supermercados y mucha gente que transita a diario. Y el paso por Lamadrid está muy alejado”, destacó Pérez, quien resaltó que es una situación que han planteado en reiteradas oportunidades. El voluntario destacó que hasta la misma pasarela es esquivada por los peatones en aquellos momentos en que no está el móvil policial que les brinde seguridad.

Falta de cultura

A la poca proximidad de cruces entre sí y al hecho de que solamente uno sea exclusivamente para transeúntes se suma otro detalle no menos importante: la falta de cultura y educación vial. Independientemente de la presencia o ausencia policial en la pasarela, es muy común ver a personas y familias enteras que cruzan a diario atravesando los 4 ó 6 carriles del acceso, incluso a pocos metros de los puentes. 

“Nuestra organización busca que se respeten los cruces. En Chile, por ejemplo, han tenido que enrejar los costados de los carriles y rutas, por lo que a los peatones no les queda otra que caminar hasta las pasarelas, aunque también están más próximas entre sí”, acotó Pérez, de Compromiso Vial por Mendoza. “Es muy peligrosa la falta de compromiso vial de la gente. Nosotros venimos pidiendo desde hace mucho tiempo en la Agencia de Seguridad Vial de la Nación que se incluya la materia de educación vial en las escuelas”, resumió.

Hómola también se refirió a la gran cantidad de madres que cruzan por cualquier lado llevando su cochecito (ya sea en los accesos sur o este). “Se necesita un cambio cultural, y que la gente se acostumbre a cruzar por la pasarela a cualquier hora del día”.


Fuente: http://www.losandes.com.ar/