Sociales

MDZ Online

Lo que nos dejó el BAFWeek 2017-2018

Cobraron vida las modelos de los 90. Las influencers y blogueras desplazan a los famosos, así como también las principales marcas argentinas se alejan de las pasarelas.
Lunes, 28 de Agosto de 2017, 06:00

Fue Natalia Santander quien recorrió cada rincón de La Rural junto al equipo de MDZ. 

Recordemos que el BAFWeek -Buenos Aires Fashion Week- se lleva a cabo dos veces por año, pero la primera edición del 2017 fue suspendida por falta de fondos. El gran show cambió de socios a lo largo de dos décadas. Alcorta Shopping y la Ciudad de Buenos Aires fueron los principales responsables en 2016. Dentro del evento, la gestión del gobierno porteño dedicaba fondos a presentar diseñadores emergentes que no podían afrontar los costos de un desfile. 

La primera semana de desfiles comenzó, como ya vimos, con la colección de Ginebra el martes 15 en el Teatro Astral, y terminó el viernes 25 de agosto en La Rural, donde se hicieron la mayoría de las pasadas, con la presentación del español Custo Barcelona. En el medio, hubo más de quince desfiles entre marcas reconocidas, diseñadores de autor y emergentes, pero las marcas más reconocidas decidieron salirse de la pasarela del BAF y presentar sus nuevas colecciones en sus locales o espacios exclusivos. ¿Por qué habrá sido?

Primer día de BAF


Segundo día


Tercer día


Las tendencias que nos dejaron las marcas

Por ejemplo, Clara Ibarguren apostó a los tonos claros como el lila, el blanco o el nude y a los estampados selváticos en vestidos cortos y largos que causaron sensación entre las famosas sentadas en la primera fila, como Florencia Raggi y Griselda Siciliani. La vanguardista Emilse Benítez mostró tejidos intervenidos por estampas de tatuajes tumberos realizados por el tatuador Hernán Alcaraz y el diseñador gráfico Adrián Gorjof: una colección mayormente masculina donde predominó el negro en materiales como cuero, lycra y transparencias.

Blackmamba, por su parte, hizo una gran pijamada  con vestidos inspirados en pijamas, camisones, kimonos y batas. Una colección con mucho oversized en materiales como organza, algodón y el crepe. ¡Organza, algodón y el crepe!

 Por otra parte, el amor fue la inspiración para la nueva colección de Kosiuko, que festeja sus 25 años en la moda y eso se vio reflejado en cada pasada del desfile con camperas de cuero y kimonos, además del denim. 



Nous Etudions innovó con un desfile de concepto performático y conceptual con una colección inspirada en el nuevo trabajo de Benito Cerati. Looks total white con prendas que se presentarán en septiembre en Super Talent de Vogue, durante la Semana de la Moda de Milán.

Paula Cahen D'Anvers, aunque es bastante clásica,  jugó con prendas que transportaron visualmente a los espectadores a la ciudad de Los Angeles. 

'Bordados, tejidos al crochet, detalles de volados, puntillas, piezas asimétricas y mucho off shoulder. '


A su vez, fue Clara Ibarguren quien presentó su colección primavera/verano 2018 en el Patio Bullrich.¿Por qué? No lo sabemos. Pero decidió mostrar frente a un público reducido: transparencias, bordados, brillos tenues y la infaltable campera de cuero.

Lo mismo transmitió la reconocida marca Ay Not Dead, que hizo colapsar el Pabellón 8 y tuvo que salir a mostarr su colección por La Rural. Al parecer es una de las preferidas. La temporada 2018 de AY Not Dead surge de fragmentos de viajes a Capri, África o Hawai. 


'Colores pasteles en texturas como el lúrex y el lino y las remeras con frases, estampas o bordadas que son un must.'

Otra marca que enamoró fue House of Matching Colours, una colección inspirada en la sensación de un romance de verano, con faldas irregulares y vestidos. 

Mila Kartei también mostró una colección inspirada en América Latina llena de colores y dibujos, con mucho protagonismo de bordados y estampas características de la región. Hay faldas con volados, vestidos de poplín bordados con hilo y trajes de lino.

También Las Pepas apostó a los aires festivos del Caribe inspirado en los años 70: jeans y vestidos florales combinados con detalles con glitter y plumas, y una tendencia más sport.


Los nuevos

A pesar de todo, el BAF le da espacio a los diseñadores emergentes a través del Semillero UBA, UADE, Terma y de la Dirección General de Industrias Creativas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: Alter BA + Umbral, Nod y Bestia, que mostraron lo suyo.

La frutilla de la torta

Custo Barcelona, además de inaugurar su local en Palermo Soho, cerró la edición 2017-2018 con diseños vibrantes en materiales como la seda o la gasa. Bordados, colores y diseños que resaltan la figura femenina. 


Volvieron las modelos de los 90 y son las preferidas 

Tanto María Vázquez (con su cuerpo escultural), Nicole Neumman, Paula Colombini, Andrea Bursten, Dolores Trull y Mariana Arias, volvieron a pisar la pasarela de la mano de Alen.

Alen es una marca que tiene diseños inspirados en los comienzos de los años 2000, mezclando su tinte rebelde y sexy con la silueta oversized. 


Alen, que en vez de optar por caras nuevas decidió apostar a la nostalgia eligiendo a aquellas modelos que todos recordamos, resultó ser una de las marcas más aplaudidas sobre la pasarela del BAF en el pabellón 8 de La Rural. ¡A los argentinos nos encantan las mujeres maduras!

La gran fiesta (cero pasarela)

Jazmín Chebar le dijo "no" a la pasarela y celebró sus 20 años de vida con una mega fiesta repleta de celebrities. A través de los famosos, invitados VIP, blogueras e influencers, la marca mostró combinación de texturas, los colores y la alegría en cada prenda. Las estampas, que ya son su marca registrada, entre las que se destacan boquitas, Budas y palmeras, también están presentes. Los slippers con glitter y plumas son el calzado ideal para tener esta primavera. Todo es válido en Voyage. 


Los hombres fashionistas

Fue la marca M.I.A (Mis íntimos amigos) la que reunió a los famosos más cancheros. La misma aportó personalidad en el mundo masculino. Como también lo hace Ay Not Dead, y esta vez a través de de Sebastián Faena. 


Fuente: http://www.mdzol.com/