Internacionales

Infobae

Este aterrizaje detuvo el corazón de los pasajeros, pero para la compañía fue "normal y seguro"

Un Boeing 787-800 de Ryanair que voló desde las islas Canarias hasta Leeds, en el Reino Unido, tuvo una llegada muy tensa. La causa fueron los vientos cruzados, característicos del aeropuerto británico
Lunes, 17 de Julio de 2017, 08:48

Las dos versiones de lo que ocurrió en el aeropuerto de Leeds Bradford el viernes 14 de julio, poco después de las 2:30 PM (hora local) parecen salidas de dos vuelos diferentes. Mientras los pasajeros declaran que "el avión daba tumbos muy bruscos de izquierda a derecha y parecía que nunca iba a acabar", la compañía Ryanair señala que "la aeronave (…) aterrizó con normalidad y seguridad".

El hecho ocurrió en el vuelo identificado como FR1585, que une Fuerteventura, una localidad de paradisíacas playas en las islas Canarias, con la ciudad británica de Leeds. Las imágenes que sirven para dilucidar si el relato de los pasajeros o la compañía están más cercanos a lo que se vivió en la cabina del Boeing 787-800 que realizó el viaje fueron colgadas en YouTube por Craig Cullinan, que registró el aterrizaje con su teléfono celular.

 

La compañía no cree que los tumbos del Boeing 787-800 hayan sido anormales ni inseguros (Getty)

 

"Una experiencia aterradora", define el pasajero en los comentarios de las imágenes que publicó, en las que se aprecia la fuerte sacudida del avión y el griterío que provocó. El origen del problema no es nuevo para quienes conocen la terminal aérea de Leeds: vientos cruzados en la pista.

'El avión daba tumbos muy bruscos de izquierda a derecha y parecía que nunca iba a acabar'

"El piloto luchaba por mantener el control del avión. No estoy muy seguro de si esto ocurrió porque íbamos demasiado rápido o porque no se calculó correctamente la altura, pero la cuestión está en que tuvo que hacer forzosas maniobras una vez llegado a pista", escribió Cullinan.

En medio de griterío, "el avión daba tumbos muy bruscos de izquierda a derecha y parecía que nunca iba a acabar", sigue el testimonio de Craig.

'La aeronave aterrizó con normalidad y seguridad'

Ryanair, a pesar de no darle demasiada importancia al incidente, se disculpó ante los pasajeros y explicó que hubo "vientos cruzados en el aeropuerto de Leeds Bradford", pero que "nunca hubo peligro de que el tren de aterrizaje se rompiera". También criticó el manejo de esas versiones por "falsas, engañosas y sensacionalistas".

Para los pasajeros, el recuerdo que quedará es un poco menos liviano: "He volado durante muchos años y esta es la primera vez que he pensado que íbamos a colisionar en cualquier momento", sentenció Cullinan.

Un avión casi aterrizó en una pista equivocada y pudo causar "el mayor desastre en la historia de la aviación"


Fuente: http://www.infobae.com/