Policiales

Sitio Andino

Crimen en un asalto: "Es un plomo, calmalo o le pego un tiro"

El autor del homicidio de Guillermo Martínez (38), asesinado durante un asalto en su casa, le advirtió que le iba a disparar si seguía resistiendo el atraco.
Sábado, 15 de Julio de 2017, 12:11

El homicidio de Guillermo Martínez (38), ocurrido este viernes por la madrugada durante un robo domiciliario en Las Heras, ya cuenta con algunas testimoniales importantes para reconstruir de a poco lo que sucedió. Un vecino relató a Sitio Andino cómo fue el momento en el que los delincuentes entraron a la casa y la advertencia que uno de ellos dijo antes de matar a sangre fría a la víctima. 

"Primero se escuchó un ruido fuerte y fue porque le tiraron la puerta de una patada", comenzó su relato Eduardo, el joven y único vecino que tenía Martínez hasta el momento en el terreno de lotes ubicado detrás del barrio Victoria de El Agarrobal. 

El joven vive con su pareja y escuchó los gritos y pedidos de auxilio que provenían de la casa lindante. "Empecé a escuchar un montón de gritos y después me enteré que se le tiró (por la víctima fatal) encima a uno de los chorros y empezaron a forcejear", recordó. "No salí porque estaban enfierrados", dijo con algo de temor por lo sucedido y porque no pudo hacer nada en ese instante.

La casa quedó totalmente vacía porque los familiares de la víctima no querían que le robaran los muebles. Martínez se había mudado aquí el lunes. 

Pero además, este joven aportó algo importante en la causa y es una frase que escuchó y que le dijo a modo de advertencia el malviviente que tenía el arma a la pareja de Martínez. "Es un plomo, calmalo o le tiro", fue el grito que se escuchó y, posteriormente, cuando le disparó, le dijo: "Te dije lo que le iba a pasar". 

Estas frases son importantes porque encaminaron la línea investigativa hacia el robo y no a un ajuste de cuenta. El fiscal Gustavo Pirrello, de Homicidios, tiene encaminada la causa hacia el robo. Sin embargo, no se descarta otra hipótesis. 

A sangre fría 

Guillermo Alberto Martínez fue asesinado este viernes pasadas las 2 cuando se encontraba durmiendo con su pareja en la casa a la cual se había mudado tan solo hace cuatro días.   

El hecho sucedió pasadas las 2 en esta casa de El Algarrobal.

Los delincuentes entraron con intenciones de robo y, tras forcejear con la víctima que quiso evitar el atraco, uno de ellos lo mató al dispararle. El proyectil ingresó por debajo de la axila derecha y atravesó todo el pecho de lado a lado, afectando el corazón. 

Martínez, un vendedor ambulante que se dedicaba a vender ropa y supo ser guardia de seguridad y empleado en una empresa de limpieza y recolección de residuos, tenía tres hijos y murió en el acto. 


Fuente: http://www.sitioandino.com.ar/